02 de Marzo del 2017 Autor:Redaccion

Metallica se siente en casa...aqui en Mexico

Lo prometido es deuda y Metallica sabe cómo saldarla. Tras cinco años de ausencia de los escenarios mexicanos, la banda californiana regresó para enloquecer a 65 mil personas que se dieron cita en el Foro Sol para ser testigos de la primera fecha, de tres, de la gira Hardwired… To Self-Destruct.

Las puertas del recinto abrieron a las cinco de la tarde y la emoción por ver, una vez más, a James Hetfield, Kirk Hammett, Robert Trujillo y Lars Ulrich crecía a cada minuto. Tras la salida del telonero y el invitado especial, Iggy Pop, la espera se transformó en desesperación que se expresó con rechiflas para que la banda saliera.

A las nueve de la noche con 30 minutos la espera terminó y la locura se desató cuando una introducción de la cinta The Ecstasy of Gold, original de Ennio Morricone, dio paso a la introducción de Hardwired -tema que da nombre a su décimo álbum de estudio- con la cual el gigantesco escenario, los porros de mariguana y los celulares se encendieron.

La enorme pantalla dividida en cinco espacios proyectó las imágenes distorsionadas de la banda, justo como el diseño del álbum, que  disparaban notas a sus fans que fueron acribillados, algunos sin saberlo por el exceso de cerveza, con el duro sonido de Atlas, Rise!

“Hola México. Nos hacen sentir muy bien, somos parte de la familia Metallica”, lanzó James a su público arrebatándoles una ovación antes de dar vida a From Whom the Bell Tolls, con la cual el vocalista incitó a la gente a cantar. “Son hermosos”, dijo al público.

El tema The Memory Remains hizo que un coro de 65 mil personas cantara con Metallica siguiendo el ritmo del platillo de la batería de Ulrich, al cual siguió un solo de guitarra de Hammett que incluyó Into The CovenWelcome Home (Sanitarium), The Unforgiven, Master of Puppets, One, Seek & Destroy, Enter Sandman, Moth Into Flame y Nothing Else Matters fueron algunos de los temas que conformaron la primera noche.

Como abridor de lujo, en punto de las 19:30 horas, y tras la salida de la banda mexicana Cerberus, llegó el turno de una de las leyendas del rock. Iggy Pop estaba en la Ciudad de México como invitado especial de Metallica.

La ovación de los amantes del rock y protopunk no se hizo esperar ante la llegada de Iggy, de quien su imagen se proyectaba no en las tres pantallas centrales del escenario, sino en las dos pequeñas que se encontraban en los laterales.

I Wanna Be You Dog y The Passenger hicieron vibrar a la gente que se arremolinó para ver al músico quien con su sello personal de no portar camisa mostró a que sus 69 años aún se puede rockear sin inhibiciones enloqueciendo a los presentes con Lust For LifeSkull RingI’m Sick of You y Repo man, y no dudó en lanzarse al público el cual lo recibió para después volver al escenario y dar voz a Down The Street, Loose Real Wild Child (Wild One). 

Share this:
Tags:

Comentarios

Recibe nuestras noticias

Registra tu email y recibe las noticias y especiales en tu email